Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Marauders Love Potion {FORO NUEVO} Afiliación Normal
Mar Feb 15, 2011 11:43 pm por Invitado

» Afiliación Élite ~City of Bloody Dreams~Se necesitan Pj~
Miér Feb 09, 2011 8:26 pm por Invitado

» Knights of Walpurgis{MORTÍFAGOS} PERSONAJES CANON LIBRES!!
Lun Feb 07, 2011 2:32 am por Invitado

» Lie To Me {FORO NUEVO} Afiliación Normal
Lun Feb 07, 2011 12:33 am por Invitado

» Blood Nest {Elite}
Jue Feb 03, 2011 2:18 am por Invitado

» Cuentame [Foro Serie Española]|Normal (Muchos Personajes Predeterminados libres)
Dom Ene 30, 2011 4:55 pm por Invitado

» Fragile Eternity (Confirmación de afiliación)
Vie Ene 28, 2011 9:10 pm por Invitado

» Bad Blood, The Vampire Diaries {FORO NUEVO} Afiliación
Mar Ene 25, 2011 11:21 pm por Invitado

» St Lawrence School {Elite}
Vie Ene 21, 2011 6:06 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Dom Mayo 03, 2015 12:27 am.



 


  
  
  
  
Image and video hosting by TinyPic

Más te vale salir abrigado, en Toronto los inviernos son fríos y la mayor parte del tiempo, hay nieve por todas partes.

Trama

Ir abajo

Trama

Mensaje por Administración el Mar Ene 04, 2011 6:03 pm




Canadá durante esta década no jugó mucho protagonismo, ya que eso era cosa de Adolf Hitler y su tropa nazi. Sin embargo, Toronto en los años 30 no era nada comparada con la ciudad que vemos hoy. A pesar de estar en continuo desarrollo, la Gran Depresión generó desempleo e hizo que los menos afortunados emigraran a otras ciudades canadienses mientras los más ricos, tenían que reducir sus gastos en diamantes. Aunque sus gastos debían ser menores de lo habitual, seguía habiendo gente adinerada que rondaba por las calles en busca de diversión. Claro que... una cosa llevó a la otra y...




Como toda gran ciudad, las leyendas urbanas abundan a montones. Y esta es una de las más famosas y destacadas en la ciudad canadiense.

"Su nombre era Vanity. Decían que era la mujer más hermosa que había existido. Tenía el cabello dorado, fino y sedoso, que caía por su espalda como finos hilos de oro. Sus ojos eran azules, intensos y conquistadores. Si los mirabas, te asegurabas de no olvidarte de ellos jamás. Y sus labios... siempre pintados de rojo escarlata, eran los labios más bien esculpidos que se habían visto. Ella era la obra maestra de Dios, la bendecida. Desprendía sensualidad allá a donde iba y su belleza parecía inalcanzable. [...]
Pero esa noche... esa noche sus ojos estaban pintados de azul oscuro y barnizados de odio. Sus labios rojos... eran del color de la sangre; y su perfume, era la fragancia de la muerte."


La historia ha sido traducida y reescrita por varios escritores de sobrenombre, pero nunca se mencionó de verdad si existía una tal Vanity. Lo que sí se sabía, y se sospecha que realmente fue ella, es un caso de asesinato que se produjo en 1934, en las calles de Toronto. La mujer, Freyja Osbourne, era una joven prometida proveniente de una familia de clase media-alta. Todos la conocían. Era preciosa. Según fuentes cercanas a ella, era una chica alegre, independiente y con una ilimitada bondad hacia los demás. Su vida era bastante normal y se iba a casar con su futuro marido, Thomas Wilson. Un día antes de la boda, Freyja lo mató. ¿El porqué? Nadie lo sabe. Encontraron el coche de él medio aparcado en un callejón y el cuerpo de éste, sobre un charco de sangre. Esa noche, llovía. Descubrieron el cadáver a la mañana siguiente y a ella... Nunca la encontraron. Registraron la casa de Thomas y encontraron una caja fuerte escondida tras un cuadro. No había nada en el interior. Salvo una pequeña caja de madera vacía. ¿Queréis saber lo que había allí dentro? Bien, os lo diré. Una piedra preciosa del tamaño de una pelota de tenis. ¿Un diamante? ¿Un rubí? El caso es que esa joya estaba valorada por 1.000.000.000$ estadounidenses. Se rumorea que Freyja mató a su marido por la piedra, aunque quién sabe... Se ha visto matar por 50 dólares.
Años más tarde, alrededor de 1973, apareció una novela ligera escrita por alguien bajo anonimato. Y, lo que más trajo la atención de la historia, son las siguientes líneas del desenlace:

"[...] y ella nos ha maldecido. Ha convertido la ciudad en una gran hoguera, y no nos dejará ir hasta que se desate el infierno en él. No podemos escapar. Nos vigila... Hasta que nuestra vanidad desaparezca en llamas. "

Y firmada así:

"Porque la vanidad es lo más difícil de quemarse. Dios bendiga a todos nosotros."




Actualmente, la leyenda es muy popular. Incluso algunos directores, han tomado la historia para pasarla a la gran pantalla. Otros, la consideran literatura de terror moderna. Los más jóvenes, la cuentan para bromas de mal gusto y... los más poderosos, tienen demasiadas cosas por hacer. ¿De verdad existe tal joya? Nadie lo sabe. Pero los hay que la buscan, aunque sólo sea un cuento de viejas. Lo que pasa es, que la ciudad se ha convertido en el recreo particular de los más ambiciosos. El cielo y el infierno nunca tuvieron tanto en común; Toronto se ha convertido en el paraíso y en la perdición de todos ellos. Así viven la élite. Y muchas vidas están en juego, porque uno hace todo lo posible para no perder el orgullo. Escoged bando o esconderos. Esto es a muerte.
avatar
Administración
Admin

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 10/03/2010

Ver perfil de usuario http://bonfireofthevanity.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.